Make your own free website on Tripod.com

   

Abril 04
Home
introducción
Agosto 03
Septiembre 03
Octubre 03
Noviembre 03
Diciembre 03
Enero 04
Febrero 04
Marzo 04
Abril 04
Enero 05
Agradecimientos
Libro de Upiros

Blanco entre negros, eterno e intenso...

Defunción recordatoria                      (Alan Mastema)
 
Aquella impura carne fresca
Que relucía entre el forcejeo
Aún viva continuaba seca
...De una estancia sin orden...
Que impregnaba de lívidos recuerdos
Este lugar infectado de agonía
Un lecho de impureza antagónica
Que lucha firmemente en el contra pulso
De una mano acariciadoramente traidora
Tras la venganza de servir el entierro
De tu pupila observable... transparente...
Ilusiones tras ilusiones cayo tu armonía
...El fin de aquella calma...
La sombra que aquí se unió en lenta agonía
Que a paso firme no distinguió tu origen
...Es el horrorizado espanto...
Al beber y emborrachar una boca aborigen
De aquél ser sin sentimientos
Que hizo reventar aquél vestigio
Cada uno de tus pensamientos
Solo una roja y pequeña mano
Que a tu vida borra
No es la sombra
...que baña tu luz...
Solo es el hombre
Que a tu carne lentamente devora

limíto...


Enamoramiento Súbito                           (Alan Mastema)
 
mal llegada es un turno maldito
Al pensar en ti, escribiéndote...
Un fiel maltrato escrito
Que se esparce despacio
Y rompe sin dejar una esperanza
Soy un vestigio pasajero
Que se abate con el viento
Con ese momento suave que baño tu cuerpo
Y ahora sin remedio a muerto
Triste pero mudo, ¿no te das cuenta?
Mira el encierro, mira mis llagas
Ardientes e impregnadas en mi corazón
Pero por ti lamentablemente siento Amor
Incomprensible e infinito por aquello
Es solo mío, tristemente atado lo llevo
Como una oblación endemoniada color de rosa
El carmesí luctuoso que impregna tus labios
Que luchan por mantenerme atado...
Sin esperanza de una reciproca emoción
Martirizado canto, estas en una canción
¿Cuán largo será este castigo?
¡Cuál fue el ser entre lo que no fue!
En vilo camino aún odiando aquél momento
Que me tomaste de mis labios y lanzaste al vacío
He de cautivar la vida y enterrarle un puñal
Por venganza de este nocivo vivo que te pide un final
Por ti endemoniadas se encuentran mis pupilas
Al oír ese maldito embrujo
Mi Alma continúa apenada
Y por ti resuena mi silencioso llanto
Que no logra captar tu neutra atención
Y súbitamente...
No puedo extraer un poco de tu Amor

limíto...


Noche Ingrata              (Alan Mastema)
 
Aún espero tu caricia amatoria
La pasión de mi alma esperándote
Se contrae e imagina encantadora
Siento tus aires llegar desde el ayer
En el que te disfrute lentamente
Y contemple tu rostro sin vida
Blanco entre negros, eterno e intenso
Al hablar a mí oído con pasión
Tu libidinoso sonido que trae un soplido
Junto a aquellas horas que te vivo
En tu muerte lúcida, tras tu camino
Pues aquél sol traidor me hiela;
Mata y tristemente congela a mi alma
De mis sabanas crepusculares
Hacia tu manto del olvido...
Con el que me sumerges dentro
Y me acompañas sin un abandono inexistente
Espero que el día de hoy sea eternamente tuyo
Un día intenso de horas interminables
Por favor cúbrelo con tu silenciosa llegada
Y no castigues al grato momento...
Siempre tú, triste, en mi alma eres amada
Esa anónima lucha esperanzada que llega a tu ida
La castigas por mi credo y siempre hay una despedida
Noche Ingrata no te vallas sigue a mi lado
Por estar sin ti...no quiero morir congelado

limíto...

Plagas                           (Alan Mastema)
 
Aquel crepuscular fruto irónico
Que dejaba entre las tierras
Un maldito respiro agónico
Sintiendo aquél cruel enjambre
Traspasando una capa humana
Que se esparcía lentamente
Y apagaba sin control mi retama
Dejándome al vilo de una luz
Que no goza con su apagado brillo
Y siempre juntos continuamos el camino
Sin imaginar el credo que no nos lo deja
Acariciar de una manera maldita...
Al único suspiro que me puede salvar
A la estirpe traicionada de asesinos
Que en nuestros puños juramos levantar
Pero todo no quedo en más que palabras
Que se derrumbaron lentamente...
Junto a nuestros sueños...
Con nuestras voces hirientes...

limíto...

       ...Ardientes e impregnadas en mi corazón, se incrustan las letras de tu altamor…